Espectacular accidente automovilístico en La Toma Vieja

Este domingo al mediodía un automóvil salió del camino cuando se dirigía al Balneario Municipal y chocó la medianera de una casa. Solo hubo heridos.

 

 

Alrededor de las 12 de este domingo se produjo un accidente camino al Balneario Municipal. Un Chevrolet Corsa Classic de color gris, dominio FJA163, conducido por Hugo Alberto Giménez, se dirigía a alta velocidad por la Avenida del Castillo cuando, al parecer, pierde el control del vehículo al pasar por el reductor de velocidad que se encuentra pocos metros antes del Castillo, el rodado toma dirección hacia la izquierda y termina chocando la medianera de piedra, cemento y rejas de la casa de la familia Fernández, traspasando esta, para finalizar incrustado entre la pared y un árbol en el interior de la propiedad.

Gimenez, de 50 años, tiene domicilio en Constitución, provincia de Santa Fe y era acompañado por Yael Manasero y Axel Daniel Escalone, ambos domiciliados en La Toma. El conductor fue quien terminó con mayores golpes y heridas pero ninguna de gravedad. “Se tuvo que pedir la colaboración de Bomberos de la Policía de la provincia, quienes con elementos cortantes, un pinza neumática, debieron abrir el techo del rodado para poder sacar a Giménez del habitáculo” relató el jefe de la Comisaria Distrito 16º, José Emilio Beira. Los tres ocupantes del vehículo fueron asistidos por personal del hospital “Dr. Osvaldo Ledesma” y luego trasladados al nosocomio para su atención.

 

 

Beira manifestó que se solicitaron pericias de alcohol en sangre para los tres ocupantes del automóvil. Asimismo recomendó a la población no conducir bajo los efectos del alcohol, especialmente los fines de semana, debiendo tener un conductor designado para poder trasladarse de manera segura y no causar accidentes que podrían convertirse en una tragedia.

 

 

“De hecho, la familia Fernández había estado tomando unos mates en el lugar del siniestro momentos antes de que este ocurriera, lo que tal vez, por los tiempos, hubiera terminado en una fatalidad, algo que gracias a Dios no ocurrió”, relató Beira.

Cabe señalar que a pesar de que el personal policial de la localidad hace controles vehiculares y de alcoholemia periódicamente, con secuestro de rodados y multas que en algunos casos rondan los 50.000 pesos, muchos ciudadanos no toman conciencia del peligro que conlleva manejar luego de haber ingerido bebidas alcohólicas, algo que se recalca siempre en las campañas de educación y concientización vial.

 

 

 

Fuente: Prensa Comisaría Distrito 16º, La Toma.

 

 

Deja un comentario