Desinformación: como distinguir las noticias falsas de las verdaderas en cuatro simples pasos

En estos tiempos de pandemia así como es importante ayudar a frenar la cadena de contagio biológico del Covid-19, también lo es parar el contagio de información “viral” incorrecta, la que también puede dañar vidas.

 

 

Tal vez nos ha pasado que nos llega una información por Whatsapp o redes sociales y no estamos seguros si es verdadera o no. La Organización Mundial de Salud ha desmentido en estos meses de pandemia varios rumores sobre el coronavirus y ha alertado de no compartir información falsa y no verificada por ejemplo. Pero ¿cómo podemos distinguir lo que es falso y lo que es verdadero entre lo que se viraliza?

 

 

¿Por qué es tan importante no difundir “Fake News” (Noticias Falsas)?

“Contra el miedo, la información confiable”, a propósito del temor por la pandemia. En la medida en que contemos con información veraz, podremos tomar mejores medidas de prevención.

Así como es importante ayudar a frenar la cadena de contagio biológico, también lo es parar el contagio de información “viral” incorrecta que también puede dañar las vidas de muchas personas que pueden tomar decisiones con datos incorrectos.

 

Cuatro pasos sencillos que todos podemos usar:

 

1.- No compartir nada automáticamente

Puede parecer sin consecuencias el compartir algo en nuestras redes públicas o privadas, pero podemos estar contribuyendo a desinformación grave.

Un aspecto crucial para evitar la proliferación de información falsa es tener una actitud de duda y escepticismo inicial. Realizar más preguntas y cuestionar siempre ayuda.

Debemos tomarnos unos segundos o minutos antes de compartir y verificar con los siguientes pasos.

 

2.- Revisar quién es el transmisor

Puede hacer toda la diferencia que una información venga de un sitio destacado de noticias o que venga de una página desconocida. Digamos, no es lo mismo un video anónimo que un video de un medio reconocido a nivel global, nacional, provincial o local.

Debemos verificar de qué página o cuenta de redes sociales viene esa información. ¿Es confiable? ¿Conocida?

Si es un reenvío de alguien por Whatsapp, ¿conocemos a la persona que lo envío? ¿conoce él o ella a quién lo envió inicialmente o solo le llegó también?

 

Qué son las fake news y cómo identificarlas?

 

3.- Identificar la fuente original de la información

Al final, lo más importante no es el transmisor sino quién es la fuente original de la información. Es decir, en dónde se generó de raíz.

Por ejemplo, si vemos una noticia que dice ‘científicos dicen que…’, lo que debemos buscar en la nota es quiénes son esos científicos, de qué país y a que universidad, institución o entidad corresponden y exactamente qué dijeron, más allá del título llamativo o no.

También debemos distinguir hechos de opiniones. Debemos analizar si lo que me compartieron es la opinión de alguien, por ejemplo, un columnista o editorialista, o ahora un youtuber o influencer, o es algo basado en datos duros generados por una autoridad, ONG, universidad, etc.

 

4.- Confirmar la información en los sitios oficiales de la fuente

Al final, lo mejor es ir “siempre” a las fuentes originales.

Gracias a Google y la Internet esto es ahora más fácil que nunca. Lo mejor es tomarse unos segundos e ir a las páginas y perfiles oficiales de la supuesta fuente de información

Si una información dice que el presidente de una nación dijo algo, hoy en día es muy fácil buscar el discurso original del primer mandatario y comprobarlo.

Si nos dicen que el un gobierno provincial o uno municipal anunciaron algo, rápido podemos encontrar sus páginas web o sitios en redes sociales oficiales y comprobar si realmente está ahí el anuncio original o no.

 

Luego de haber tomado los mencionados recaudos ahora si podemos compartir

Si ya nos tomamos esos segundos para verificar que la información es real y seria, podemos  compartirla. Pero si no o no hemos tenido tiempo lo mejor es abstenerse de compartir.

Es muy importante que como sociedad aprendamos a distinguir la información confiable de la que no lo es, es primordial que en momentos sociales como este evitemos de “sembrar miedo o confusión” de manera voluntaria o involuntaria.

 

 

 

Deja un comentario