La ley impositiva que regirá el año próximo mantiene los mismos valores de 2020

El ministro de Hacienda Pública, Eloy Horcajo, destacó los alcances de la norma que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados, y explicó que también se renovarán automáticamente y sin trámites los beneficios que reciben jubilados, pensionados, personas con capacidades diferentes y ex combatientes de Malvinas.

 

 

La ley impositiva anual fija las pautas tributarias para los contribuyentes y para el Estado provincial para el ejercicio fiscal de cada año y el proyecto que tiene media sanción de la Cámara de Diputados y que regirá el año próximo, en términos generales, no prevé aumento de impuestos, explicó el ministro de Hacienda Pública, Eloy Horcajo.

“Esta ley impositiva no prevé aumentos ni creación de nuevos impuestos, lo que va en línea con la situación que atravesamos este año, apostando al año que viene con una reactivación de la economía y a no sumar una mayor presión fiscal sobre el ciudadano y mantener las facilidades de pago que tenemos este año”, destacó el funcionario.

Detalló que en el caso de las multas, se mantienen los mismos valores; para el impuesto sobre los Ingresos Brutos no prevé incrementos y muchos de los importes mínimos anuales, tanto el mínimo general como para distintas actividades económicas,  mantienen los mismos montos de este año.

Respecto de Impuesto Inmobiliario, dijo que no hay incremento de alícuotas y que las bases imponibles son las mismas.

“Para el impuesto automotor, motocicletas y acoplados, introducimos algunas modificaciones, como escalas más bajas para los vehículos que tienen menor valuación”, según detalló.

Por ejemplo, los vehículos que tengan una valuación  de $500 mil, tendrán una alícuota del 2,5 % y para aquellos que superen ese valor  y hasta millón de pesos, de 2,75 %. “Aquí introducimos alícuotas menores de las que están vigentes, lo cual impactará en un menor impuesto para estas escalas nuevas”, agregó.

Tanto el impuesto inmobiliario como el automotor tendrán la posibilidad de pagarse en 10 cuotas mensuales. En el actual calendario 2020 las cuotas son bimestrales, alternando inmobiliario y automotor.

Por otra parte, se mejora el descuento por pago contado, que será del 15 %. También se prorrogan todos los beneficios para el “buen contribuyente”, con reducciones que van del 10 % al 20 %, así como los planes de facilidades de pago vigentes al momento, que semanas atrás se convirtió en ley y que permite al contribuyente hasta en 60 cuotas armar un plan de pago a la medida de sus posibilidades para ponerse al día.

“Aquel contribuyente que regularice su situación a través de este plan de pagos en lo  que queda del año, conserva la calidad de buen contribuyente para el año próximo”.

 

 

Jubilados y pensionados

 

Horcajo también destacó que los los jubilados y pensionados también pueden obtener una reducción del impuesto inmobiliario, con una bonificación de hasta el 100 %.

“Hemos incrementado los topes para acceder a este beneficio, que no se necesita tramitarlos nuevamente porque el Gobierno decidió prorrogarlo a partir del año próximo de manera automática, al igual que con las personas de capacidades diferentes y los ex combatientes de Malvinas”, agregó el ministro.

 

 

 

 

 

Fuente: ANSL.

 

 

Deja un comentario